SAINT HONORÉ. UN CLÁSICO DE MODA

Hoy os voy a contar una historia que quizás no conozcáis. Hace muchos años vivía en París un pastelero emprendedor y creativo, un profesional apasionado al que le encantaba ensayar nuevas recetas. Su taller estaba ubicado en la Rue Saint Honoré.

Uno de los días había preparado una crema tan suave y ligera que no encontraba la forma de trabajar con ella, ninguno de sus útiles servía, diríamos que se le escapaba entre las manos. Se le ocurrió pedir ayuda a dos de sus vecinos de calle para que le confeccionaran un utensilio que tenía en su cabeza y que probablemente le ayudaría a trabajar la crema. Recurrió al sastre, quien le cosió un cucurucho de tela y al herrero, quien le soldó un cono con un pequeño agujero que él aplicó al extremo del cucurucho. Como os habéis podido imaginar fue el inventor de la actualmente conocidísima manga pastelera, que, sin duda ninguna, revolucionó el mundo de la pastelería y abrió la puerta a un sinfín de posibilidades para elaborar nuevos dulces.  la foto 12

Una vez que tuvo la manga y la rellenó con la crema se puso a dar forma a aquel dulce que llevaba en la cabeza y que se convirtió en su más inmortal creación, la famosa tarta Saint Honoré. Como habréis deducido, el nombre de esta reina de la pastelería se debe al lugar donde nuestro pastelero tenía su tienda-obrador, era la tarta que se compraba en la Rue Saint Honoré.la foto 11

Para los que no lo sabéis, este postre tiene una base de hojaldre que se rodea de pequeños bocaditos de pasta choux rellenos de crema o nata que se recubren de caramelo. En el centro de la tarta ponemos la crema chantilly y/o la trufa, dando con la manga una artística terminación a estos rellenos.

la foto 5

La tarta Saint Honoré es ligera, suave y crujiente, pero con un cuerpo firme y armonioso. No se puede pedir más. En Mallorca esta tarta se elabora desde que la memoria y los datos me alcanzan.

la foto 1

La tarta Saint Honoré es un clásico en la pastelería que, en estos momentos, siguiendo las actuales tendencias vintage, está de total actualidad.

En nuestro obrador elaboramos tres versiones diferentes; nuestra tradicional Saint Honoré con crema chantilly y trufa. El Saint Honoré con fresón, siempre en temporada. Ahora es el momento. Y, como novedad, la Saint Honoré elaborada totalmente con trufa de chocolate.POSTSEs un postre que requiere ser un gran profesional de la pastelería, son varias las masas y los rellenos que intervienen en su composición, además de ser un experto en el manejo de la manga pastelera. Habitualmente es una de las elaboraciones que hay que preparar en los exámenes finales en las escuelas de pastelería.

El Saint Honoré tiene una creación de alta costura, como corresponde a una tarta de fiesta, el croquembouché, una de las más difíciles elaboraciones de las pastelería, pero espectacular e increíblemente buena. Si tienes ocasión, no dejes de ofrecérselo a tus invitados. En Mallorca te lo preparamos de encargo.

Imagen 045

Esperamos que te gusten

M. Carmen Moreno Nieto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s